Como compensar los excesos navideños - Cen Lola
16226
post-template-default,single,single-post,postid-16226,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Como compensar los excesos navideños

Como compensar los excesos navideños

COMO COMPENSAR LOS EXCESOS NAVIDEÑOS

De entre los propósitos más comunes para empezar un año nuevo, se encuentra casi siempre, mejorar la salud a través de una buena alimentación con el fin de alcanzar una alimentación más completa y más saludable.

La clave para comer de todo sin riesgo de ganar peso, tener una indigestion o pasarlo mal, está en compensar los excesos.

En este articulo os dejo unos consejos para compensar los excesos navideños sin dejar de lado los hábitos saludables.

-Una de las cosas más importante que debemos tener en cuenta es que la Navidad dura dos semanas y no dos meses!!!. La franja del ambiente navideño debería restringirse a dos semanas como mucho (del 22 de diciembre al 6 de enero) para minimizar la pre-navidad y el enero de las sobras.

-El día antes y el día después de una comida copiosa, deben hacerse comidas ligeras y ayudarse con infusiones y plantas digestivas y depurativas

-Desayuno ligero. Saltarse el desayuno es siempre un error, también el día después de una cena copiosa y excesiva. El desayuno en estas semanas puede ser más frugal y suave, pero no vale obviarlo. Sirve para reponer fuerzas y para que, al sentarnos a comer, lo hagamos con un apetito normal y con menos ansiedad. Algunos ejemplos de desayunos saludables:

  • té verde, yogur con bífidus con copos de avena y ciruelas pasas y compota de manzana.
  • té verde, macedonia de fruta natural (piña, papaya, plátano, pera, manzana), zumo de naranja y yogur bífidus

-Menú ligero, pero exquisito. Deben combinarse alimentos hipocalóricos (hortalizas y verduras, frutas, pescados…) con preparaciones sencillas. Algunos ejemplos:

  • caldo de borraja o apio, borraja con calabaza, merluza al vapor con pisto y pan integral e infusión digestiva (manzanilla, regaliz).
  • caldo de verduras, cardo con alcachofas, espárragos y almejas, yogur bífidus.
  • ensalada completa (escarola, endibias, granada y frutos secos troceados), pan integral e infusión relajante.

 

Ensalada de entrante. Los alimentos crudos son ricos en enzimas, que ayudan al organismo a realizar una mejor digestión.

Germinados en la ensalada. Brotes de soja, alfalfa, trigo o cebada contienen enzimas que contrarrestan los gases.

Alimentos depurativos como parte del menú. Estimulan los órganos depurativos (hígado, riñones, intestino) y alivian las molestias por los excesos, como pesadez de estómago, sensación de hinchazón, flatulencia o dolor de cabeza. Los alimentos que tonifican el hígado son los vegetales de ligero sabor amargo (escarola, endibias, alcachofa, cardo, berenjena, infusiones de diente de león y cardo mariano), mientras que las verduras y las frutas, como apio, espárragos, borraja, manzana o pera, activan la acción depurativa del riñón.

-Alimentos ricos en fibra ayudan a evacuar y a aliviar el vientre hinchado. Una fruta en compota mezclada con frutos secos y ciruelas pasas, un yogur con salvado, beber agua y un largo paseo ayudan a este propósito.

-Repartir las sobras. Compartir los restos de las comidas con amigos y familiares es un truco para no comer de más el resto de días.

-Postres y cafés sin azúcar. Más que optar por edulcorantes tipo sacarina, el consejo saludable es acostumbrar el paladar a los sabores naturales de los alimentos, incluido el ligero amargor del café y del té.

-Caminar una hora al día, como mínimo, ayuda a mejorar la digestión y a que las calorías no se acumulen en el organismo. No tiene que realizarse una hora seguida de actividad, sino que la caminata puede repartirse en dos tandas de media hora, un rato por la mañana y otro por la tarde.

 

Lola Aguilar

Sin comentarios

Comentar